Al Mossassa, una fiesta de la memoria

a Alcazaba, kilómetro cero de Badajoz. Aquí empezó todo. Fue en lo alto del cerro de la Muela donde el aguerrido y legendario lbnMarwan, allá por el año 875, hizo realidad su sueño de fundar una ciudad desde la que ubicarse en el mapa de los tiempos. Han cambiado muchas cosas desde entonces. Lo que empezó siendo una poderosa plaza fuerte en el vértice de los reinos, creció y desbordó el perímetro de sus antiguas murallas para transformarse en una ciudad pujante, tolerante y transfronteriza, que se reinventa cada día; una ciudad plenamente asentada en el siglo XXI que, sin embargo, no deja de recordar con orgullo su pasado.

Al Mossassa Batalyaws es precisamente eso: una fiesta de la memoria, un reencuentro con la historia que, año tras año, celebra la fundación de Badajoz. Por supuesto, también es un viaje atrás en el tiempo. Al Mossassa, gracias a su entorno monumental y su ambiente festivo, logra el embrujo de transportarnos emocionalmente a la época de nuestros ancestros musulmanes para rememorar su cultura, sus tradiciones, su genuina forma de ver el mundo. Son días en los que la Alcazaba vive atrapada en el ensueño para recitar las primeras líneas de un increíble relato en el que todos y todas somos indiscutibles protagonistas. Porque celebrar nuestros orígenes es celebrarnos a nosotros mismos.

Es bueno que aprovechemos también estos días para hacer un poco de historia. Al Mossassa es una fiesta con un importante trasfondo cultural y divulgativo, con una programación especialmente dirigida a los niños y niñas de Badajoz. La Plaza de Santa María se convertirá una vez más en un rincón asombroso para ellos, donde podrán realizar talleres de artesanía, manualidades y gastronomía árabe y disfrutar de diferentes espectáculos. Ponemos mucha ilusión en estas actividades infantiles, conscientes de que la mejor manera de acercar la cultura a los más pequeños es a través del juego y la diversión.

Hay que disfrutar y dejarse embriagar por estos días de fiesta cargados de magia y alegría, donde el pasado se hace presente y nos permite ahondar en nuestra identidad, en nuestra cultura, en nuestra historia. Al Mossassa es una excelente oportunidad para profundizar en el conocimiento de nuestras raíces, y seguir construyendo la ciudad que queremos y nos gusta.

Francisco Javier Fragoso. Alcalde de Badjaoz